Reseña Historica - TuJunquito.com

Untitled
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Reseña Historica

Historias

Reseña Historica: Poblaciones de El Junquito


La parroquia el Junquito comparte con otras parroquias del municipio Libertador su origen, la mayoría de estas, de recientes data en lo que respecta a su creación. El Junquito pasa a ser Parroquia, desde hace menos de 10 años, pues antes pertenecía a la parroquia Sucre parte de ella y a la Parroquia Antimano la otra parte. Este pueblo remonta su historia a 1813, cuando los habitantes de Carayaca se acercaban a estos terrenos rodeados de lagunas y juncos (planta de tallo recto, liso, flexible que se creía en lugares húmedos), pero fue en 1837 cuando comenzaron a instalarse los primeros pobladores, en estos desolados y fríos parajes.

De acuerdo a información tomada de los cronistas orales de esta parroquia o libros vivientes, se vincula a un señor, de nombre, Emilio Vásquez como la primera persona que había por estos predios el actual Pueblo del Junquito, levantando su vivienda de zinc a la orilla de la laguna, ubicada en lo que es ahora la plaza del pueblo en el Km 23, este ciudadano lleva una vida solitaria y es a quien se le atribuye, da el nombre del Junquito a estos lugares, por la proliferación de una planta llamada juncos de la familia de las juncáceas de tallo recto, liso y flexible. Las  juncáceas, son hierbas delgadas y suelen tener tallos rastreros.  Las flores son pequeñas y pueden agruparse en grandes manojos. Tienen seis segmentos periantitos (tres sépalos y tres pétalos) todos iguales y generalmente de color blanco verdoso o marrón de una textura escariosa. Suelen tener seis estambres y tres estigmas. Las flores son polinizadas por el viento.

A
este primer habitante en el año 1941, se le suma un vecino llamado Emilio Castillo, quien también fabrica su rancho a orillas de la laguna, así progresivamente llegan otros residentes, entre quienes es perentorio mencionar a los señores Cristóbal Pupo, quien en los años 1970 asume como Primer Jefe Civil de la parroquia, al fundarse la Jefatura Civil; para estos mismos años se instala, el comando de la Guardia Nacional fungiendo como comandante el Sr. Isaac Medina.

Las primeras pulperías las montan Jesús Pérez  y Evaristo Pupo, los señores Ramón Briceño, Fernando Yánez y  Alejandro Talavera inician sus negocios con carnicerías; el primer botiquín del Junquito en medio de los ranchos lo monto el señor Asunción Cejas y no podía faltar la gallera cuyo regente, era el señor José Isaac Sierra.
    La vía al Junquito, era sumamente estrecha y solo existía el acceso desde y hacia, Catia, en los 23 Km; Que separan del pueblo Junquito de la población sucrense se podían  encontrar dispersos cuatro negocios, desde la década de los 40, tres bodegas una en el Km. 10 propiedad del Sr. Carlos Mota, otra en el Km.19; y el otro negocio era la panadería de Rosendo Reyes en el Km. 16.
    A partir del año 1958, llegaron nuevos vecinos, gallegos y portugueses, quienes impulsaron el comercio en todo el pueblo, el Sr. Antonio Pupo conducía el primer camión que transportaba la mercancía, entre los años 1956 y1958, cuando ensancharon la vía,desviando algunos tramos del Km.14 al 16 y del Km. 6 al 8. Extraído de la página Web  WWW. tujunquito.com (2008.)

 RESEÑA HISTORICA DE  LA POBLACIÓN DELUIS HURTADO HIGUERA

  Según afirmación de X. J Marrero, vecina de la zona (entrevista personal, abril 23, 2008.) En el año 1958 a la caída del gobierno de Pérez Jiménez varias familias tomaron algunos terrenos y fueron construyendo sus viviendas, se unieron y formaron juntas de vecinos que le daban el terreno a más familias con la condición que construyeran casas humildes y no ranchos, no se contaba con ningún tipo de servicio como lo son el agua, luz, transporte y tampoco vías.

    Con el pasar de los años la Junta de Vecinos fueron a los organismos gubernamentales, para solicitar la ayuda de los servicios antes mencionados. Las pocas familias que vivían, para ese entonces eran muy unidas, estaban pendientes unos de los otros, porque era una sola familia y el clima era muy fuerte.

    Con la ayuda de los diferentes gobiernos se fueron construyendo las calles y carreteras, después se consigue la construcción de la escuela “Luis Hurtado Higuera”, en el año 1960, tanto el barrio y la escuela llevan el nombre de Luis Hurtado Higuera en honor a él, ya que fue un perseguido político de la época del Dictador Pérez Jiménez, y se dice que fue secuestrado y asesinado en esta zona; de hecho se comenta que sus restos no fueron encontrados.

   Anteriormente, la zona de Luis Hurtado se decía que era una hacienda y en los registros de la alcaldía se conoce como la hacienda San José y  hacienda La Guadalupe, con lo que siempre ha surgido mucha polémica sobre sus dueños, puesto que las familias residentes, tienen como pisatarios hasta más de treinta años en estos lugares.

RESEÑA HISTÓRICA DE LA URBANIZACIÓN EL PANORAMA


Según afirmación de X. J Marrero, vecina de la zona (entrevista personal, abril 23, 2008.) En la zona se encontraban casas muy distanciadas una de otra, llegaron muchos inmigrantes extranjeros como portugueses y españoles, buscando la tranquilidad de la zona, no tenían ningún tipo de servicio como el agua, la luz, las escuelas, calles, entre otros.

    También se decía que había una cancha de bolas de los ganaderos, allí se reunían vecinos para jugar unas partidas y disfrutar un rato y un señor, que era el mayor ganadero, tenia unas vacas que llevaban a pastar en esta zona y este señor se llamaba José Macías Cuesta, mejor conocido “Pibe”. Luego, comenzaron a llegar más familias para construir sus casas hasta que se fue poblando y pidieron a la alcaldía que le diera los servicios que necesitaban.

    Hasta convertirse en lo que conocemos como Panorama hoy en día.

FOTO HISTORIA DEL JUNQUITO



                                                                                                         FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
Entre los lugares más pintorescos y amables de las cercanías de Caracas está El Junquito, en plena montaña. Dista de la capital veintidós kilómetros, y se llega a él por una excelente carretera asfaltada en cuyas márgenes hay construcciones de
Todos los tipos, desde el “chalet” de recreo hasta el ventorrillo con refrescos y golosinas. Al comienzo la vegetación es pobre, pero ya cerca del vecindario se muestra maravillosamente selvática, y, a ratos, envuelta en brumas.



                                                                                                          FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
Por el kilómetro 19, alza su sencilla arquitectura esta capilla, muy visitada por los alegres domingueros que van a la montaña en busca de recreo y aire puro.



                                                                                                       FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
Ya en el propio corazón de El Junquito, rústicos puestos exhiben los frutos del suelo: naranjas, mandarinas, melones, auyamas, duraznos, papas. Regularmente se venden también flores traídas de los vergeles que cultivan con fervor agrario las familias establecidas en esa área desde los tiempos del sabio coronel Codazzi



                                                                                                          FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
Aunque la afluencia turística sólo es considerable en los días de fiesta, entre semana no faltan, sin embargo, visitantes deseosos de gozar de las delicias imponderables del clima. Un clima que desciende a siete u ocho grados por las noches.



                                                                                                   FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
A parte de las bestias de silla de los labriegos que negocian en El Junquito los frescos frutos de sus haciendas, abundan allí los caballos enjaezados para que galope la gente menuda. El hípico deporte goza de extraordinaria popularidad.



                                                                                             FUENTE: Revista Tricolor. Febrero, 1963.
En el improvisado picadero los padres se disponen a aprovechar los servicios de los caballos de alquiler. No para montar ellos, sino para que sus pequeñuelos se ejerciten como jinetes a lo largo de la vía, o por las trochas que bajan hasta los huertos de frutales. El turismo ha traído esta nota de color local, plena de gracia, romo todo aquello en que intervienen los niños. Los corceles son, desde Juego, harto dóciles a la rienda que empuñan con orgullo los caballeros.



                                                                                                     FUENTE: Revista Tricolor. Febrero,1963.
El paisaje orográfico luce imponente. Por la carretera es fácil ir a la Colonia Tovar, asiento de los alemanes que
trajo el ilustre geógrafo Agustín Codazzi en 1840, con miras a la intensificación de la agricultura en el Centro del país.

   Información Recopilada por la  Profesora Flor González (Junquito; 2008)
**Te invito a documentar tu comunidad y anexar su historia, recobremos nuestras raíces e identidad.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal